Mi historia

Soy Silvia Bleu y me dedico a la artesanía. Parece que esa frase se queda corta, ¿verdad? Si quisiera buscar el origen de todo esto tendríamos que irnos más de 20 años atrás, cuando me pasaba las tardes enteras dibujando sin saber apenas coger el lápiz. Dibujar y hacer manualidades era mi pasatiempo favorito.
Crecí y llegó la adolescencia, mis inquietudes seguían siendo artísticas pero me dejé llevar por “lo más sensato” y empecé unos estudios que no me gustaban. Tiempo después tomé una decisión que fue esencial para llegar a ser quién soy ahora. Cambié de instituto para estudiar Artes Plásticas y ahí creció mi interés por el volumen y la escultura.

En el año 2015 empecé a modelar figuras de personajes con plastilina. Todas acababan rotas porque quedaban demasiado blandas…

  Cada vez esas figuras me salían mejor y cada vez era más frustrante ver que un buen resultado no perduraba en el tiempo. Así que me propuse encontrar un material que fuera más resistente pero con el que no me arruinara. Fue así como descubrí una receta de porcelana fría que yo misma realizo en casa y con la que creo todas mis piezas. Con este nuevo material podía dar rienda suelta a mi creatividad. Empecé con personajes que admiraba ya que siempre he sido muy mitómana. De pronto un día, observando la belleza de una pequeña y suave bolita blanca de ojos azules que vivía conmigo, se me ocurrió una gran idea… Te hablo de Dylan, mi primer y único gatito, por el que siento devoción y al que quiero más que a nada, quien me enseñó a amar a los animales y quien trajo muchísima alegría (y muchos pelitos) a mí y a mi familia. Con el deseo de poder capturar su esencia y su imagen para siempre, con el temor de que algún día me faltara, decidí probar a hacer una figurita suya. Como es lógico, los primeros intentos no fueron como esperaba, pero no me rendí y perseveré hasta que el resultado mereció la pena. Después de Dylan hice algunos gatitos más, lo compartí en redes sociales y alguien me pidió una, después pidió a sus otros animales…

 

Cada vez esas figuras me salían mejor y cada vez era más frustrante ver que un buen resultado no perduraba en el tiempo. Así que me propuse encontrar un material que fuera más resistente pero con el que no me arruinara. Fue así como descubrí una receta de porcelana fría que yo misma realizo en casa y con la que creo todas mis piezas. Con este nuevo material podía dar rienda suelta a mi creatividad. Empecé con personajes que admiraba ya que siempre he sido muy mitómana. De pronto un día, observando la belleza de una pequeña y suave bolita blanca de ojos azules que vivía conmigo, se me ocurrió una gran idea… Te hablo de Dylan, mi primer y único gatito, por el que siento devoción y al que quiero más que a nada, quien me enseñó a amar a los animales y quien trajo muchísima alegría (y muchos pelitos) a mí y a mi familia. Con el deseo de poder capturar su esencia y su imagen para siempre, con el temor de que algún día me faltara, decidí probar a hacer una figurita suya. Como es lógico, los primeros intentos no fueron como esperaba, pero no me rendí y perseveré hasta que el resultado mereció la pena. Después de Dylan hice algunos gatitos más, lo compartí en redes sociales y alguien me pidió una, después pidió a sus otros animales…

 

Se los enseñó a amigos y familiares y empezaron a llegar más y más pedidos. La experiencia y práctica con tantas mascotas dio paso a mejorar mi habilidad en los retratos realistas y fui especializándome en personajes y artistas. Esas primeras veces en que pude comprobar la emoción que sentía la gente al ver mi trabajo fue el motor para seguir apostando por ello. Con los años he ido perfeccionando mi técnica, buscando una marca personal, una imagen cuidada, variedad de productos que mantengan la esencia de lo que surgió cuando empecé con todo esto: la pasión por crear, la admiración por el arte, por la belleza en todas sus formas, por el cariño de los animales, por la sensación de regalar algo original a esa persona que tanto quieres… Mi mayor motivación es generar en vosotros las sensaciones más bonitas posibles, ese reencuentro con tu mascota, esa ilusión máxima al recibir ese regalo…
Como ves, yo he crecido al mismo tiempo que crecí en esta profesión, a veces dura, pero siempre, siempre, gratificante.
Si has llegado hasta aquí, GRACIAS por formar parte de mi aprendizaje y acompañarme en este camino infinito.

Mis garantías

Siempre a tiempo

Indícame para qué fecha necesitas tu pedido y te aseguro que lo tendrás listo para esa ocasión tan especial.

CLIENTES FELICES...QUE REPITEN

¿Quieres saber qué opinan mis clientes? 7 de cada 10 de ellos repite, recomienda y sigue al día mi trabajo. Puedes leerlos aquí: reseñas

CIEN POR CIEN PERSONALIZADO Y ARTESANAL

Pongo toda mi dedicación y cariño en hacer que todo producto que salga de mi tienda haya sido creado específicamente para ti y para quien lo recibirá. Crearé desde cero lo que me pidas.

BLACK FRIDAY MARKET CON ARTE

Introduce el código BLACKFRIDAY21 en el carrito para disfrutar de un descuento de 5 euros en productos selecionados entre el 26 y 28 de noviembre.

× ¿Cómo puedo ayudarte?